El Real Murcia Baloncesto se tomó la revancha ante el Cáceres tras la derrota de la ida

Sylvester Berg

El cuadro verdiblanco no tuvo su día y se vio superado por un Real Murcia que llegó a ganar por 27 puntos gracias a un Hernández estelar (28 de valoración). Los locales dominaron desde el inicio a base de defensa, pero los de Roberto Blanco, liderados por Schaftenaar y Schmidt no se rindieron en ningún momento.

El Real Murcia Baloncesto jugaba su último partido en el Pabellón Príncipe de Asturias de esta fase de permanencia de LEB Oro frente al Cáceres Patrimonio de la Humanidad. Los extremeños, en una dinámica positiva, buscaban una victoria que les diera el liderato en solitario del grupo, mientras que los murcianos querían tomarse la revancha frente a los verdiblancos tras su derrota en el partido de ida. De todas formas, con la clasificación tan apretada el objetivo estaba claro: alejarse un poco más de los puestos de descenso.

El encuentro comenzó con mucha igualdad y con los dos conjuntos buscando imponer su ritmo en la cancha. Pronto lo consiguieron los locales a base de posesiones rápidas, protagonismo interior de Robinson y tiro exterior de Rubio. El Cáceres jugaba con un gran movimiento de balón liderado por Sanz, pero las pérdidas (5 en este cuarto) le lastraban en el marcador (20-16).

En el segundo periodo continuó la inercia positiva del Real Murcia, que explotaba los contraataques para conseguir canastas fáciles y lograr ventajas de +8 (28-20). Los hombres de Rafael Monclova también dominaban con su defensa, que secaba la ofensiva cacereña y rompía el choque, jugada tras jugada, ante un equipo extremeño impotente. Hernández (28 de valoración y +20 con él en pista) anotaba sin parar mientras que los tiros visitantes, a pesar de los esfuerzos de Schaftenaar (17 de valoración) y Barber no entraban (47,4 en T2 y 15,4 en T3). Así, las distancias se disparaban antes del descanso sin que los hombres de Roberto Blanco pudieran hacer nada para remediarlo (44-27).

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad tenía que salir a por todas tras el paso por vestuarios, pero los pimentoneros tenían otros planes. La asfixiante defensa murciana continuaba dificultando el juego verdiblanco y, en ataque, el juego interior local doblaba al visitante (34 pts vs 16 pts). Las diferencias aumentaban hasta los 27 puntos (66-39) a falta de 1 minuto y 22 segundos, pero los extremeños no se rendían. Seguían intentándolo de todas las maneras y, aunque no les salía nada, cerraron el cuarto con un parcial de 0-7 comandado por un combativo Schmidt (16 de valoración) que reducía la distancia (66-46). El Cáceres soñaba con la épica.

Hacía falta un milagro para doblegar al Murcia, que jugaba con el tiempo a su favor y, además, no bajaba su intensidad ni un segundo. El Cáceres estaba dispuesto a intentarlo y se entonó en los últimos 10 minutos, jugando de una forma más reconocible y siendo más agresivos en la pintura. A base de corazón, y de un Schaftenaar que tampoco se rendía, los extremeños conseguían reducir las distancias hasta los 15 puntos (73-58) con casi 5 minutos todavía por jugarse. Hernández respondía con un 2+1 para dar tranquilidad a la hinchada local en los minutos finales y esfumar las esperanzas visitantes. Al final, 80-64 para el Real Murcia, que empata en la clasificación con el Cáceres Patrimonio de la Humanidad, aunque este último tiene un partido menos.

Acerca de Deportes Extremadura 5770 Articles
Toda la actualidad del Deporte en Extremadura. email: prensa@deportesextremadura.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Extremadura Networks S.L.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.