El Don Benito, más cerca de la permanencia tras someter al Coria a domicilio

Tarde esperanzadora la vivida este fin de semana en el estadio Vicente Sanz. El Don Benito logró escapar de la trayectoria sin triunfos que venía cosechando desde el pasado veinte de marzo. El 3-0 frente al Coria no sólo dinamita el cómputo de tres derrotas y dos empates vivido en este último mes, sino que además sitúa al equipo en la decimotercera posición con treinta y seis puntos, a sólo cuatro de la permanencia. Se trata de un cambio de escenario que ya se refleja en los primeros pronósticos de cara a la próxima jornada contra el Montijo, que ocupa la quinta plaza. Las cuotas no arrojan por el momento un claro favorito, por lo que si las mejores casas de apuestas recogen un panorama tan igualado todo hace indicar que volverá el fútbol épico al grupo cuarto de la Segunda RFEF.

El duelo dio comienzo con la intensidad que tienen las citas importantes, con los locales tratando de buscar el dominio a toda costa y con los corianos, que partían como favoritos, muy incisivos en las llegadas al área del guardameta Sebastián Gil. Fue en el minuto cinco cuando tuvo lugar el primer aviso de los rojiblancos. Abraham Pozo sacaba una falta lateral suspendiendo la pelota sobre el punto de penalti y obligando así al portero visitante a despejar con los puños para evitar la reacción del Don Benito. No se amilanó el Coria, que tan sólo un minuto después dejaba un centro preciso por medio de Aguado en las inmediaciones de la portería que a punto estuvo de enganchar Dani Homet.

Con ambos equipos desprovistos de timidez, el ritmo del partido no cedió en los compases posteriores. Al borde del primer cuarto de hora, Abraham Pozo volvía a generar una nueva oportunidad de gol para los suyos, esta vez con mayor peligro. El centrocampista se sacó un potente disparo con la pierna izquierda a cuarenta metros del arco visitante que casi abre el marcador. La respuesta del portero, Diego Mirón, fue realmente impecable; tuvo que estirarse al máximo para sacar el balón de la escuadra cuando la grada ya soñaba con el primer tanto.

El tono de ida y vuelta empezaba a instalarse en el partido. No tardó ni un par de minutos en llegar la respuesta del conjunto coriano que, tras salvar dos centros envenenados consecutivos, uno de Rely Cabral y otro de Adrián Turmo, tuvo un disparo algo alejado del lateral izquierdo Juanjo Chavalés que acabó marchándose fuera. Los de Roberto Aguirre, empeñados en dejar claro que no iban a rebajar el énfasis, volvieron a meterle el miedo en el cuerpo a su oponente. Esta vez fue Manu Miquel el que, tras un balón mal despejado por la zaga celeste, se fabricó un tiro peligroso que exigió a Mirón palmear arriba para impedir el gol.

Minutos de fútbol trepidante los que se estaban viviendo en el terreno de juego. Fue en el veinticinco cuando se produjo la más clara para los de Raimundo Rosa. Volvió a aparecer Juanjo Chavalés, regateando por el carril izquierdo y colgando un balón al área que Aguado supo cabecear para poner en apuros al portero. El paradón de Sebastián Gil fue aprovechado por el mediocentro Sergio Gómez, cuyo lanzamiento terminó besando la cruceta.

No cesó el vendaval rojiblanco. El fruto de la insistencia llegó justo antes de que se cerrara la primera mitad. El 1-0 subía al electrónico en un contragolpe de libro del Don Benito tras un saque de esquina en contra que despejó con acierto Rely Cabral. El balón llegó a las botas de Abraham Pozo, que arrancó en campo propio, superó a su marcador en velocidad y terminó superando al guardameta con un tiro raso muy difícil de atajar.

Tras el descanso, la dinámica instalada en la segunda parte seguía siendo la misma que había tenido lugar hasta ese momento, con un repertorio casi constante de peligro rojiblanco y de desaciertos corianos en la zona de tres cuartos. El once dombenitense alargaba la distancia en el minuto sesenta gracias a un error defensivo del Coria al intentar sacar el balón jugado desde atrás. Adrián Turmo supo anticiparse, robar el esférico, regatear a tres defensores y ponérsela a David Agudo, que con una dejada magistral permitió a Miquel asestar el segundo. Con los de Raimundo Rosa heridos de gravedad, el choque quedó sentenciado a los cinco minutos; el 3-0 fue obra nuevamente de Abraham Pozo, esta vez tras un repliegue certero de su equipo. El jugador recibió en la frontal, amagó limpiamente y soltó un zapatazo ceñido al poste con la pierna izquierda que acabó superando al portero.

Poco pudo hacer el Coria para salir al rescate de un partido que se le había terminado atragantando casi en un pestañeo, teniendo además en frente a un equipo en estado de gracia y con ganas de seguir aumentando la brecha. Tampoco ayudó la lesión de Fernando Pino en el tramo final. El orgullo visitante pudo verse reflejado de manera leve en un par de tiros lejanos que no entrañaron amenaza alguna.

Acerca de Deportes Extremadura 8577 Articles
Toda la actualidad del Deporte en Extremadura. email: prensa@deportesextremadura.es

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Ver más

  • Responsable: Florencio Vallinot Tovar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a dinahosting.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.